Europa, más o menos

Campo de Tiedra, Valladolid, España, Europa. Localidad  pobre en población y millonaria en Estrellas. Pensando en el futuro de la UE. Imagen de Fernando Cabrerizo
Campo de Tiedra, Valladolid, España. Localidad pobre en población, millonaria en Estrellas. Pensando en el futuro de la UE. Imagen de Fernando Cabrerizo

9 de mayo de 2020. Europa, al igual que el resto del planeta, en mayor o menor medida, está secuestrada por un virus «enano». De pronto, silencio, angustia, miedo. Los largos periodos de aburrimiento de la UE, dominados por una burocracia que parecía inmutable y se repetía con con la frecuencia de un ensueño angustioso, podrían acabar con la pandemia, la misma que le impide celebrar su día. Corre el riego, en un proceso infeccioso tan incierto como impreciso, de convertirse en víctima de la Covid19.

Ahora que el letargo fue interrumpido de forma tan brusca, la UE , tiene tiempo para pensar. El ejercicio se lo impone el SARS-CoV-2, un virus recién nombrado. Si consideramos que virus y bacterias llevan en el planeta Tierra miles de millones de años, no parece lógico que a los humanos nos sorprenda la aparición de un nuevo miembro de las familias dominantes en nuestro mundo. Somos una especie entre muchas, recién llegada pero con una capacidad exclusiva: acabar con todo. Catástrofes como el cambio climático deberían turbar nuestra quietud. La UE puede estar a tiempo de resolver antes de volver a quedar bloqueada en el tiempo y el espacio.

Telescopios Cherenkov, proyecto MAGIC, en el Observatorio del Roque de los Muchachos, La Palma . Observatorio Norte Europeo( IAC.) Amanecer con la Vía Láctea. Imagen de Juan Carlos Casado

Desde Europa en Suma propusimos a la Comisión Europea -poco antes de la crisis del SARS-CoV-2- mirar al cielo y buscar en las Estrellas un modelo productivo eficaz, verde e integrador que nos permita vivir en armonía con el entorno heredado, sin destruirlo ni perder el sosiego. Se llama Stars of Europe y tiene mucho que «ver» con las estrellas de la bandera de la UE que, por cierto, están ahí casi por casualidad. Son 12. Queremos impulsar actividades económicas basadas en el Conocimiento y la Innovación desde los lugares que, hace unos meses, no importaban: la Europa rural o periférica. Son pobres en población pero millonarios en estrellas. Desde ocho remotos enclaves europeos defendemos el Derecho al Cielo, la salvaguarda de hábitats y la divulgación del Conocimiento Científico.

No sabemos si la Unión, después de la crisis, apostará por Educación e Investigación. Poco antes del nuevo virus , era reticente. La nueva Comisión Europea degradó a la categoría de sub-áreas los contenidos más íntimamente relacionados con el futuro inmediato. En 2019, hasta los sueños cumplidos parecían seleccionados para pasar al capítulo del olvido. Atracar, por ejemplo, en el núcleo de un cuerpo celeste sospechoso de sembrar en la Tierra los ingredientes que abrieron el camino de la vida y pudieron, también, acabar con ella en más de una ocasión, resultaba una simple anécdota del pasado ¿Era el camino más corto para encarar el programa Horizonte Europa?

Juan Luis Arsuaga recordaba hoy algo fundamental: ‘Si crees que el conocimiento es caro, prueba con la ignorancia’. En mayo de 2020, es algo dolorosamente obvio.

Imagen de una de las cámaras selfie M-CAM de la misión BepiColombo. Nuestro mundo durante el primer y único sobrevuelo de la Tierra ( distancia alrededor de 11,500 millas, 18, 600 km, a las 03:35 UTC del 10 de abril de 2020) Europa ya estaba «invadida» por el nuevo virus. Cuando la misión de ESA y JAXA llegue a Mercurio -2025- sabremos si sigue existiendo la Unión Europea.
Imagen: ESA

La Unión Europea debe al SARS-CoV-2 la posibilidad de ser más. Una verdadera unión científica es posible si las reglas de juego cambian y dejan de considerar la Investigación como un componente estratégico, nacional. Si persiste en las viejas fórmulas anteriores a SARS-Cov-2, Europa, ni más ni menos…

Algo desconocido y revolucionario está pasando. Por todo el mundo, miles de millones de personas están silenciosamente construyendo una nueva manera de entender la sociedad. Por primera vez en la historia de la humanidad, un número extraordinario de cerebros simultáneamente conectados distribuye y comparte información a través de multitud de redes de conocimiento que operan interconectadas 24/7 en todas las poblaciones de nuestro planeta. Hay indicios tangibles que permiten prever que la conexión actual de inteligencias humanas podría generar el mayor cambio de todos los tiempos»

Artículo imperdible de Rafael Martínez-Cortiña

Acerca de Isabel Paz

Periodista Trabajos Divulgación Científica: "2.mil" (TVE), "Tiempo del Sistema Solar" (TVE), "Nos vemos en Marte" , "Magistrales"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.