ASTURIAS no tiene quien la compre…

La sede del Principado, en Madrid, sigue en venta. Un fugaz Presidente decretó su cierre y subasta. Fue el mismo que creyó que existía “el quinto pino”: El Prestige, nunca encontró el rumbo Norte. Las impetuosas decisiones hacen ruido mediático: se exhibe coraje, esfuerzo de ánimo, valor… Esa aburrida e indecente práctica sigue resultando económica para…