El carbón arde, el Gobierno tiene la mecha

El futuro de la minería del carbón se ha convertido en el “conflicto perfecto”.

La negatividad, el filón de oro de la mayoría de los medios de comunicación, asoma a la superficie sin esfuerzo alguno, brota espontáneamente por las Cuencas a precio de saldo. Las ¿informaciones? condenatorias reducen a puro espectáculo un problema que compromete nuestro futuro energético, económico y social.