El meteorito Retuerta del Bullaque y el “más allá”…

meteorito Aquí, al lado de la centenaria encina, afloró el meteorito
La crónica de la conquista y colonización del Noroeste argentino, contiene un interesante episodio relacionado con el “mas allá”: En 1576, los españoles recibieron noticias sobre una extraordinaria riqueza minera sin explotar; ni cortos ni perezosos, organizaron una expedición militar para descubrir : “El lugar donde se cría y está el dicho metal, y en caballos e indios procuréis de traer y traigáis todo el hierro que se pudiere” … Nunca imaginó el Gobernador Gonzalo Abreu, que sus tropas iban a visitar un cementerio cósmico: el Campo del Cielo, en el Chaco.


colisión asteroides
Colisión de asteroides. Recreación de virtualisrealitates

La Piedra Negra de la Kaaba, también viajó desde el “mas allá”. Según la tradición islámica se remonta a tiempos de Adán y Eva ¡Se quedaron cortos! El profeta Mahoma no adoró el meteorito, pero sí le dio un beso.
Entre el rico equipaje con el que Tutankamón viajó hacia la inmortalidad, aparece una máscara de oro que contiene material extraterrestre. Se trata de una de las gemas que adorna el pectoral- cristal de silicio- extraído de un remoto y árido lugar del desierto, cerca de la frontera con Libia.
El meteorito Retuerta del Bullaque, Ciudad Real, España,  tiene un pasado menos poético y trascendental: fue utilizado, durante unos treinta años, para el prensado de jamones en su fase de salazón.
El hallazgo tiene que ver con un juego de niños. Uno de los hermanos Asensio López, recuerda que daba patadas a las piedras, cuando era niño, para espantar lagartijas. De uno de esos golpes salió malparado sufriendo su pie notable menoscabo: impactó contra un siderito (meteorito metálico) de casi 100 kilogramos de peso.
Desde aquel día, hasta hoy, la  pesada “ piedra”, se integró en el ajuar chacinero de los Asensio López.

Captura de pantalla 2013-03-26 a la(s) 19.26.07

Dimensiones del meteorito: 43x31x20 cm. Pesa algo mas de 90 kg

La presencia en la zona de los científicos del Instituto de Goeciencias del CSIC, que realizan el estudio geológico y paleontológico del Parque Nacional de Cabañeros, dirigido por el paleontólogo Juan Carlos Gutiérrez-Marco, facilitó el primer contacto de los Asensio Lòpez con la Investigación: ¡El Mundo es un pañuelo!

Las características, a primera vista, permitían pensar en una piedra extraterrestre. Los resultados de los primeros análisis y posterior estudio mineralógico y geoquímico, confirmaron la hipótesis : se trata de una octaedrita gruesa, del grupo principal del complejo IAB de sideritos.

En uno de los cortes practicados al meteorito de Retuerta del Bullaque, se distinguen aleaciones complejas de hierro, níquel y carburo de ambos metales cristalizados a elevada presión y temperatura formando el entramado geométrico de las llamadas figuras de Widmanstätten. Esas estructuras o patrones , producto del enfriamiento del núcleo de un asteroide durante millones de años, pueden aportar una valiosa información: el tamaño del cuerpo Padre del meteorito.

figuras

Figuras de Widmanstätten del fragmento desgajado para el estudio de la masa principal. Esta muestra la podeís ver en el Museo Geológico y Minero, Madrid.

Los expertos, de acuerdo con el contexto geológico del hallazgo (un antiguo abanico torrencial), creen que la caída del meteorito se remonta a tiempos prehistóricos. Permaneció enterrado hasta poco antes de la “patada” del niño, circunstancia que le permitió sobrevivir a épocas de acusada “sed de metales”.

grupo Comenzando por la izquierda: Rafael Lozano (IGME, Jesús Reyes (IGME), Juan Carlos Rodríguez-Marco (CSIC), Eleuterio Baeza (IGME) y Román Asensio López

La pieza de Retuerta del Bullaque conserva restos de la corteza de fusión, generada durante su entrada en la atmósfera terrestre.

Los resultados de la investigación se van a publicar en  la revista Estudios Geológicos, del IGEO. La Sociedad Internacional Meteorítica y Ciencia Planetaria, ya asignó al meteorito el nombre oficial de Retuerta del Bullaque. Consta como el número 29 de los confirmados para España y el cuarto siderito a nivel nacional.

las dos En este caso, no hay dudas sobre cual de las dos es la pieza original…La réplica acompañará al fragmento en el Museo Geológico y Minero de Madrid.Un proyecto de I+D, desarrollado por Eleuterio Baeza, permite la obtención de copias exactas, imprescindibles para su observación y estudio.

La Tierra, sufrió lo suyo con los bombardeos asteroidales. Sin embargo, de aquellas colisiones infernales de las que surgió, no conserva memoria: la perdió cuando el planeta se derritió. Sabemos que en su más tierna infancia soportó el impacto de un asteroide de gran tamaño que le arrancó un buen pedazo: la Luna. (Interesante e inesperado vínculo entre el asteroide Vesta y nuestro satélite)
Ahora sigue recibiendo, cada día, entre diez y cuarenta toneladas de materia cósmica; en su mayoría, llega en forma de motas de polvo que se desintegran sin causar daño alguno a la atmósfera. Sólo una escasísima minoría podrá ser observada por los ojos humanos. El  meteorito de Retuerta del Bullaque llegó, seguro, del más allá (Cinturón de Asteroides). Retiene y recuerda el pasado remoto: la génesis del Sistema Solar. No es poco, ¿verdad?

gutierrez-marco ¿Es posible que la vida esconda sus orígenes en una caja fuerte?

Os recomiendo el blog de Rosa M. Tristán, Laboratorio para Sapiens. No es fácil encontrar en este mundo tan “idiotizado” por los medios de comunicación un espacio abierto al pensamiento, libre de contaminación.
NASA y la Ciencia Ciudadana: aplicación “cuentameteoros

Be Sociable, Share!

Acerca de Isabel Paz

Periodista Trabajos Divulgación Científica: "2.mil" (TVE), "Tiempo del Sistema Solar" (TVE), "Nos vemos en Marte" , "Magistrales"

Un comentario en “El meteorito Retuerta del Bullaque y el “más allá”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>