apod

Gemínidas ¿un asteroide?

Las Gemínidas se diferencian de las demás lluvias de estrellas por su exclusivo progenitor: un asteroide. Se trata de 3200 Phaethon. El extraño cuerpo, descubierto hace tan sólo treinta y un años, es el candidato a padre mas probable de las fugaces. La “paternidad” se confirmó después del hallazgo del presunto asteroide. Ocurrió durante la búsqueda de objetos en movimiento que hacía IRAS (INFRARED ASTRONOMICAL SATELLITE). El resto de las lluvias de estrellas proceden de cometas. Aún hoy y, después de una observación reciente, en 2009, con las sondas STEREO- (Solar Terrestrial Relations Observatory), los astrónomos mantienen hipótesis diferentes ante el comportamiento de Phaethon. Puede que estemos ante un “cometa rocoso”. En este caso, habría desarrollado una cola cometaria compuesta por escombros que justificaría la caída de meteoros a la Tierra. Las Gemínidas, observadas desde el Observatorio del Teide: volcán y estrellas

si

El yacimiento de Fonelas

Fonelas P1: dos millones de años entre los dientes de las hienas   Un clan de hienas encuentra el lugar perfecto para su guarida. Sobre el margen de un meandro abandonado que discurre hacia el río Fardes, controla el tráfico de una extensa llanura de suelos fértiles, frondosas cubiertas vegetales y cómodas zonas de sombra….

17

Auroras Boreales, el Intérprete solar

Las Auroras Boreales irrumpen y alteran la quietud celeste. El intérprete solar Vasco, constitución fuerte, resistencia elevada. Ante la dificultad, el “grandón” puede encarnar a Thorr, el dios nórdico más duro entre los de su estirpe, jamás vencido por un ser humano. La mitología, encima, le otorgó a Thor poderes sobre el clima, el cielo,…

estelada

Estelada fría

El hielo, la gruesa capa de hielo, te recuerda tus limitaciones y debilidades. La humildad, aquí, se impone de forma natural. Todos obramos con sumisión y rendimiento. Tratamos de ocupar dignamente un lugar imposible. La estelada, también Sin las púas de la pieza metálica que llevas en los pies, los crampones, no serías capaz de…

¿Pierden el “Norte” las focas?

Imagen: Ricardo Bascoy/CEPESMA En 1951 apareció en la ría de Avilés (Asturias), una foca. La adaptación del animal a su nuevo hábitat resultó un éxito: se quedó ciento veintisiete días. Una mañana, los lugareños descubrieron que se había ido para siempre. La pérdida la compensaron, en mi pueblo, con un monumento a la foca “amiga”….