La libertad, a punto de estallar…

En 1945, el mundo era otro…La guerra había usado, por segunda vez, el término Mundial. Los regueros de sangre iban rectos, sin torcerse -como siempre- al Mar del Olvido, el único basurero que no mancha el alma.
En 1945, después de Declaraciones de Palacio, Naciones Unidas, Teherán, Dumbarton Oaks, Yalta…¡San Francisco!. Un puñado de naciones adquieren el compromiso de preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra…¿Qué querrá decir generaciones venideras?

Son las Naciones Unidas. Nunca sabremos si la falla transformante que pisaban aquellos “bienintencionados/interesados” hizo que sus propuestas se desplazaran, desde el primer momento, entre la placa del cinismo humano y la placa de la industria de la guerra. (Por cierto, en Madrid, en la calle Santa Cruz del Marcenado 25 sigues encontrándote la placa “Escuela de Guerra del Ejército”, eso sí, sin disimulo, juego abierto)

Tantos años después, la burbuja de la libertad, neutralizada por la ficción de la paz, puede explotar. El glóbulo que encierra el hastío de muchos, la fatiga de la tortura , la barbaridad de la muerte , se está haciendo demasiado grande. Los distintos sátrapas vivían tranquilos mientras ese habitáculo tan íntimo y hermético del pensamiento estaba bajo su astuto control.
El mundo árabe en ebullición, los indignados por el mundo tomando Bolsas y calles de grandes ciudades, la crisis que amenaza, incluso, con la desnutrición de niños del llamado primer mundo, la guerra descarnada por el dominio de las materias primas que exhibe sin rubor la hambruna en el Cuerno de África, asoman y alcanzan la superficie visible. Puede ser, como en el 45, una ilusión óptica, parte del guión, un estallido superficial que protege la piel del auténtico control para que nunca se queme.
El mundo globalizado, desde luego, convierte continentes lejanos en aldeas próximas. La tecnología disponible nos permite compartir y ver escenas prohibidas, inconvenientes, oscuras…En el 45, no. Aceptar, sin respuesta, el fracaso de la razón debería tener, a estas alturas del conocimiento y proximidad, los días contados. ¿Cómo es posible que el Secretario General del Aparato Planetario (1945) que nos protege del flagelo de la guerra?, las Naciones Unidas, sólo urja a un tirano a elegir el camino de la democracia? Ban Ki-moon, afirma que Bashar al-Assad, el presidente de Siria, está matando a su pueblo. Hablar de democracia a un heredero de secuestradores de la libertad, a alguien que necesita la declaración de estado de emergencia permanente para gobernar, no tiene sentido.
Siria, por su situación geoestratégica, recursos, ¡por lo de siempre! no es un escenario transparente y sí el sueño de muchos intereses.
Algo está saliendo mal. En el teatro sirio, los títeres, pueden ser aplastados por el gas de la libertad. Lo que ocurra después, lo sabremos pronto. Esa es la única burbuja que no interesa que explote jamás, bien diferente a la de la Democracia que exporta Occidente. Egipto, Libia…
Las Naciones Unidas pertenecen al pasado. (1945-2012?)

Sigo preguntando a los sociólogos si es posible ejecutar la pena de muerte a la guerra. ¿Podemos hacer una encuesta planetaria?

Sólo en Siria puedes encontrarte con una pancarta en la mitad de la calle que te avisa de que “¡ten cuidado hay un francotirador, camina por el lado derecho de la calle”…(fuente: Revolución Siria en España)

A tres días del alto el fuego

Infografía de Le Monde, un año de represión en Siria

Be Sociable, Share!

Acerca de Isabel Paz

Periodista Trabajos Divulgación Científica: "2.mil" (TVE), "Tiempo del Sistema Solar" (TVE), "Nos vemos en Marte" , "Magistrales"

2 comentarios en “La libertad, a punto de estallar…

  1. Después de las desoladoras imágenes es difícil añadir más palabras.

    Hay que pasar a la acción,parar la destrucción.

  2. La BBC se ocupa constantemente de Siria, como sucedió con Egipto, con Libia, y abre sus informativos del World Service con la represión del presidente hacia los suyos. Están haciendo un auténtico ejercicio de periodismo. Como ocurre con este estupendo blog, que plantea cuestiones sobre las que debemos reflexionar. ¿Hasta qué punto hemos cambiado? ¿Como el periodismo puede despertar conciencias? Mis felicitaciones a Isabel Paz por poner sobre el candelero esta represión sin tapujos. Con informaciones valientes y veraces, seremos un poco más libres y sabremos apreciar un bien que otros, como es el caso del pueblo sirio, no tienen, por desgracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>