estelada

Estelada fría

El hielo, la gruesa capa de hielo, te recuerda tus limitaciones y debilidades. La humildad, aquí, se impone de forma natural. Todos obramos con sumisión y rendimiento. Tratamos de ocupar dignamente un lugar imposible. La estelada, también

Sin las púas de la pieza metálica que llevas en los pies, los crampones, no serías capaz de avanzar; sin el casco, el primer golpe podría acabar contigo. En el hielo, los humanos vivimos ayudándonos de artilugios que reparan artificialmente nuestra falta de adaptación al medio.

Estelada en Islandis, Groenlandia. Ruta de las Estrellas
La Estelada en el frío extremo. Groenlandia, Islandis, 22 de agosto de 2014. José Luis Quiñones

Los expedicionarios nos adentramos en el islandis de Groenlandia. Es un mundo del pasado que se derrite para ser futuro.

María, con voz trémula pide permiso para extender algo que lleva plegado en su mochila: quiere desdoblar su identidad en las bajas temperaturas. Pronto la estelada de la joven investigadora pone color en el blanco y negro circundante.

Lágrimas en sus ojos y lágrimas en las cosas. Tal vez, María es Eneas, el prófugo de Troya, que ve en las paredes heladas imágenes de su abuela, de su primer novio o de ella misma derrotados por una estéril guerra que no deseaban. Quizá María sólo necesitaba, en la frialdad que modera y templa las acciones externas, abrazar libre de engreimiento o vanidad, la bandera que arropa sus sentimientos.

Campamento Fletanes (Qalerallit), Groenlandia. Auroras Boreales
En el campamento de Qalerallit, los argumentos a la luz de las auroras boreales

La noche de la estelada, en una tienda de campaña con vistas a un glaciar de doble lengua, el Qalerallit, hablamos sobre la independencia de Catalunya. No había luz artificial. Seis jóvenes -cuatro de ellos catalanes- enfundados en gruesos sacos de dormir, iluminaron la oscuridad de un “conflicto” interesado y torticero creado para arrancar con violencia afectos y deseos.

María, hoy, duerme sintiendo el abrazo de una bandera. La compró en compañía de un viejo amor. Pensó en su abuela. A estas horas, la estelada, ya tiene temperatura ¡Gràcies, moltes gràcies, Maria!

Be Sociable, Share!

Acerca de Isabel Paz

Periodista Trabajos Divulgación Científica: "2.mil" (TVE), "Tiempo del Sistema Solar" (TVE), "Nos vemos en Marte" , "Magistrales"

2 comentarios en “Estelada fría

  1. Que precioso lugar,cuanta paz,cuanta pureza….ese lugar hace pensar el mundo maravilloso que tenemos, maravillas en sus seres vivos, en sus mares en su cielo.
    Todo lo podemos perder al paso que vamos…..Un lugar para disfrutar del maravilloso cielo…. y pensar….. MARIA.
    Tantas luchas y ambiciones ,para que….? si no podemos llevarnos nada……habría que agradecer poder respirar cada dia, ver salir el sol, la paz de una noche estrellada y tantas otras cosas………..aquí no hay banderas, solo sentimientos. JULI

  2. que manera de cargarse un buen momento en la naturaleza con problemas de la edad media creados por burgueses

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>