AURORAS Y TRENES DE VIENTO SOLAR

En la madrugada del 29 de marzo de 2016, el Sol estaba en calma. Dos regiones activas (ARs) y los niveles de energía de las fulguraciones permanecían bajos. Nada hacía presagiar que trenes de viento solar fueran a provocar una incesante actividad de auroras boreales. Durante las horas de oscuridad, ocuparon el cielo visible desde Kaunispää, Finlandia.