Carbón: Tristes armas si no son las palabras. Tristes, tristes.

 

Carteles en el Pozo San Inocencio, de Minas de Figaredo, en el Valle de Turón. Asturias 2011
Imagen de José Hortensio Velasco Rabanal, en Archivo Histórico Minero

Miguel Hernández, para siempre. En el conflicto del carbón faltan palabras y sobran armas tristes. Las pelotas, de goma o del golf, los botes de humo o el humo de las viejas cubiertas…supuestas batallas campales entre dos “ejércitos”  pero ¿a qué llamamos ahora campo?  Las máquinas y municiones de guerra, se emplean en el monte, a pie de mina o en pequeñas ciudades. La agitación e inquietud de estos últimos días en las Cuencas Mineras deja imágenes fáciles, negativas, combates entre voladores y pelotas propios del cine. Los responsables de los  Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado se atribuyen un protagonismo excesivo a la hora de hacer declaraciones a los medios de comunicación. La exhibición de los materiales incautados en los combates/barricadas no son pruebas que demuestren la gravedad de la situación. La ausencia de diálogo, tampoco. No parece propio de quien gobierna o ejerce el mando ofender o provocar con palabras y/o acciones. Es posible que, en Madrid, en el Ministerio del Interior, no se conozca bien la conducta y la ética minera. 

Ayer, en Guadarrama, un joven minero, me decía:

-Mi güelo , me contó cómo hacían los voladores. Ahora, nosotros, los compramos. Son los mismos que usan los críos en las Fallas de Valencia o para celebrar las copas de fútbol.

Le pregunto por esa imagen de “terroristas” que muestran algunos medios

-El terrorismo está en las órdenes que reciben los guardias y los policías. En los últimos días, vienen a dar, a darnos “hosties”. No se dan cuenta que con un cóctel molotov podríamos tenerlos bailando el “xiringüelo” . Aterrorizar a la gente en los pueblos, entrar en las casas, imputarnos lo que no hacemos, es una injusticia. Lo del autobús del otro día fue una vergüenza, una mentira. No te puedes imaginar cómo nos persiguen…

El minero me pide que no revele su identidad. Dice que no es por miedo, pero no quiere arriesgarse a pasar 72 horas en el calabozo.

-Sería una baja innecesaria, tenemos que estar en los piquetes, en la lucha. 

Los mineros quieren hacerse notar, llevan en huelga general 43 días. El Ministerio de Industria lleva sin resolver el conflicto el mismo tiempo ¿quiere hacerse notar el Ministro de Industria, Energía y Turismo? En un país civilizado, las diferencias se superan dialogando, con las armas encima de la mesa.

Honorino Montes es un experto en seguridad minera, disciplina en la que España tiene un gran prestigio internacional. Pertenece a la plantilla de HUNOSA, la empresa pública del carbón. Llegó en la” marcha negra” a Madrid. 

Honorino Montes from Bisturi on Vimeo.

A un Gobierno que no parece creer en las palabras; triste, muy triste.

Be Sociable, Share!

Acerca de Isabel Paz

Periodista Trabajos Divulgación Científica: "2.mil" (TVE), "Tiempo del Sistema Solar" (TVE), "Nos vemos en Marte" , "Magistrales"

Un comentario en “Carbón: Tristes armas si no son las palabras. Tristes, tristes.

  1. Otro excelente trabajo de investigación que hace ISABEL, donde deja en evidencia a las fuerzas de seguridad del Estado, donde desmantela la mala fe de los cuerpos del estado. Sigue Isabel con su pluma y su cámara defendiendo a la minería y a los mineros. GRACIAS ISABEL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>